sábado, 12 de octubre de 2013

Bale y Kaka, Florentino fichando lesionados 2013. Real Madrid

Parece que Florentino ha fichado de nuevo un jugador lesionado,  bueno parece sería poco, está comprobado que esta lesionado.

Por hacer un símil, si una empresa se gasta 100 millones de euros en un material defectuoso que no puede usarse y causa un gran prejuicio a la empresa que ocurriría?

Vayamos más allá, si encima vendemos nuestra mejor trabajador, o uno de los mejores, para cubrir este gasto. Obviamente hablo de Ozil y no de Kaka.... porque claro, la historia se repite.

Usted que opina?


lunes, 9 de julio de 2012

Los motines contra Vicente del Bosque y Helmut Schön

Hace una semana la selección española de fútbol se ganaba la eternidad con su victoria en la Eurocopa 2012. La tranquilidad que confieren los días transcurridos permite que sea buen momento para ajustar cuentas. O, expresado de una manera menos agresiva, denunciar algunas actitudes que ahora, con la embriaguez del éxito, parecen haber caído en el olvido.

Tras la goleada a Italia en la final, varios medios se apresuraron a establecer un paralelismo entre lo logrado por Vicente del Bosque, artífice del éxito español en la pasada Eurocopa y en el Mundial 2010, y Helmut Schön, técnico alemán que hasta ahora era el único en la historia en lucir un campeonato europeo (1972) y otro del mundo (1974) en su currículum. 

Es cierto el paralelismo entre lo conseguido por Del Bosque y Schön, pero a mi entender hay otra similitud muy interesante en sus respectivas aventuras como seleccionadores nacionales: los motines a los que se enfrentaron.  

Vayamos por orden cronológico. El 22 de julio de 1974 la selección de Alemania Federal, anfitriona del Mundial de fútbol, se enfrentaba en un duelo fratricida a la de la RDA, encuentro que para sorpresa de todos acabaría perdiendo. Transcurría la primera fase del torneo y, pese a una derrota tan significativa, los locales lograron clasificarse para la siguiente ronda. 



La derrota frente a los vecinos del Este dejó muy tocado a Helmut Schön, y ello fue aprovechado por Franz Beckenbauer, Gerd Müller y otras estrellas de la 'Mannschaft' para dar un golpe de timón y hacerse con el mando de la nave teutona. El 'Káiser' y su séquito comenzaron a tomar las decisiones y relegaron a Schön a un papel meramente testimonial. La jugada acabaría dando sus frutos y Alemania Federal, que ganaría todos los partidos de la segunda fase, se proclamó vencedora tras derrotar en la final a la 'Naranja Mecánica' de Rinus Michels.

A Del Bosque, que se sepa, no se le ha amotinado la tropa, pero sí ha habido otros agentes externos que han intentado usurpar -sin éxito, por fortuna- sus funciones de seleccionador. Ese entorno que le intentaba dictar cuál debía ser el equipo titular y le atacaba sin fundamento, especialmente después del empate contra Italia en la primera jornada de la Euro 2012: la prensa. Desde las críticas por jugar con un 'falso 9' hasta los que por razones inexplicables le profesan un desprecio visceral.

La mejor venganza posible de Del Bosque contra todos esos profesionales de la desestabilización llegó en la final, cuando España volvió a verse las caras con la 'Azzurra' y le pasó por encima jugando exactamente con el mismo once de su duelo particular en la primera fase: Casillas; Arbeloa, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Xavi, Busquets, Alonso; Silva, Fàbregas e Iniesta. El del tan denostado 'falso 9'. Lo visto en la final fue la forma más bella de expresar sin palabras que quienes se equivocaban eran esos periodistas abonados al motín permanente. 


Y seguimos con las posdatas: mientras me documentaba para la elaboración de esta entrada encontré en la página de 'El País' un artículo de Enric González que había leído hace varios años en su versión en papel. No lo incluí en el contenido del post porque se salía del asunto, pero aquí lo adjunto para todos aquellos que deseen conocer la historia de Fritz Walter, 'el hombre que prefería la lluvia'. 
























viernes, 29 de junio de 2012

El Balón de Oro CR7 no tuvo agallas para tirar un penalti

La prensa y él mismo nos quieren convencer de que lo de lanzar el quinto penalti -al final no fue necesario- estaba preparado, pero eso es difícil de creer. Cristiano Ronaldo tiene pánico a las tandas de penaltis, y por eso dejó que otros compañeros chutasen antes que él. Así, en caso de que alguno de ellos fallara -lo hicieron Moutinho y Bruno Alves-, la ira se desataría contra ellos y nunca sobre CR7. 

No recuerdo a ninguna gran estrella reservándose para el quinto penalti -a no ser que hubiera otras cuatro grandes estrellas antes, y el de Portugal no fue el caso-. Cualquier jugador sabe que existe la posibilidad de que ese lanzamiento no llegue a realizarse, bien por errores de sus compañeros, bien por fallos de los rivales. Así es que los líderes de cada equipo deben ser los primeros en lanzar. O los segundos. O, como mucho, los terceros. Al cuarto ya cabe la probabilidad de que todo esté resuelto, a favor o en contra. 

El terror del capitán luso a los penaltis viene de la final de la Liga de Campeones de 2008, cuando fue el único jugador del Manchester United en errar el disparo. Entonces tuvo suerte y todos los demás acertaron, pero en otras ocasiones el tiro salió por la culata. La última, hace bien poco

En la semifinal contra el Bayern, Cristiano lanzó el primer penalti y lo falló. Después desperdiciaría su oportunidad Lady Kaká. Sin embargo, la bronca y las burlas de la afición recayeron sobre Sergio Ramos, que mandó el balón al gallinero del Bernabéu. Es decir, se personalizó la derrota en el defensa sevillano cuando el responsable de que se llegara a los penaltis tras haber tenido la eliminatoria ganada fue José Mourinho, más cobarde que nunca aquel día. Pero, ya se sabe, a Mou y a CR7 no se les puede tocar.

La actitud de Ramos en la semifinal de la Eurocopa 2012 fue diametralmente opuesta a la de su compañero en el Real Madrid. El central pasó olímpicamente de las críticas y asumió la responsabilidad, marcando un penalti a lo Panenka. En resumidas cuentas, Ramos fue valiente; Cristiano, un miedoso

Sí, tuvo miedo y además fue un falso. Cuando Cesc Fàbregas convirtió el lanzamiento que resultaría definitivo, la superestrella de Madeira puso cara de quejarse de la "suerte" de los españoles. Pero en realidad estaba aliviado, porque así se había quitado de encima el marrón de tener que tirar un penalti que sería definitivo: si lo hubiera fallado, Portugal se habría ido de la Eurocopa igualmente. Y eso es demasiada presión para un crack tan particular como CR7, al que Mourinho ya ha concedido el Balón de Oro 2012. 




Hoy también hay posdata, esta vez dedicada a los sabiondos que llevan años colgando la etiqueta de independentista catalán a Gerard Piqué: si el central del Barça no estuviera comprometido con la selección española, habría tirado el penalti a fallar. Muchos de los que se creyeron a pies juntillas la farsa de los "españolitos" ahora estarán muy cabreados. España en la final y con goles de dos catalanes. Qué afrenta para los patrioteros españoles.

lunes, 25 de junio de 2012

Tercera semifinal consecutiva para la seleccion española

Si hace seis años, justo después del desastre en el Mundial 2006 -y todas las catástrofes anteriores, en especial la de 2004-, alguien me hubiera dicho que España jugaría en un futuro cercano tres semifinales consecutivas, probablemente le hubiera dado una palmada en la espalda acompañada de alguna frase como yo también soñaba eso desde pequeño, pero los sueños, sueños son. Pues ahora resulta que la utopía se ha hecho realidad. 

Hoy no tengo ganas de dar caña a los escépticos, que los seguirá habiendo incluso visto lo visto el sábado. Allá ellos. Sólo voy a aportar algunos argumentos y comparaciones nada odiosas que espero sirvan para que nos demos cuenta de lo que nuestros jugadores están logrando. 

Las semifinales marcan la frontera entre las grandes selecciones y las que sólo aspiran a serlo. España, campeona de Europa en 2008 y del mundo en 2010, jugará el próximo 27 de junio la semifinal de la Eurocopa frente a Portugal. Por lo tanto, alcanza esta ronda por tercera vez consecutiva si se suman sus participaciones en campeonatos europeos y mundiales. 

Evocar la historia del fútbol ayudará a corroborar el mérito atesorado por la 'Roja'. Pocas selecciones europeas pueden presumir de haber disputado tres semifinales consecutivas o sus equivalentes (ver mundiales de 1974 y 1978 y Eurocopa 80), ya se trate de Mundial-Euro-Mundial o Euro-Mundial-Euro. La primera en hacerlo fue la de un país que ya no existe, la Unión Soviética: subcampeona europea en 1964, semifinalista en el Mundial 66 y misma ronda en la Euro 68. 

La Alemania de Beckenbauer lo consiguió hasta en cuatro ocasiones sucesivas: semifinalista en el Mundial 70, campeona europea en 1972, del mundo en 1974 y subcampeona continental en 1976. Los germanos repetirían la racha en el periodo 1986-1992 (segundos del mundo en el 86, semifinalistas europeos en el 88, campeones mundiales en el 90 y subcampeones de Europa en el 92), y en 2012 lo han vuelto a igualar: clasificados para las semifinales de la presente eurocopa, alcanzaron la misma ronda en los mundiales de 2006 y 2010 y el subcampeonato continental en 2008. No está nada mal.




La Holanda de Cruyff fue subcampeona mundial en el 74 y el 78, y entre medias jugó la semifinal de la Eurocopa 76. La Italia de Rossi y Zoff quedó cuarta en el Mundial 78 y en la Euro 80, y a continuación se proclamó vencedora en el Mundial 82. En este mismo torneo la Francia de Platini llegó a semifinales, para después ser campeona europea en el 84 y otra vez semifinalista en el Mundial 86. Finalmente recogería el testigo Zidane, llevando al equipo galo a las 'semis' de la Eurocopa 96, al título mundial en 1998 y al europeo en 2000.



La selección española ha logrado tanto, o incluso más, que todos estos equipos de leyenda. Aquí muchos se lo tomarán a broma, pero es la verdad. Por el momento, el equipo nacional continúa superando barreras otrora inexpugnables

2-0, 3-1, 2-1, 1-1, 2-1 y 3-1. Son los marcadores de los partidos oficiales entre Francia y España antes del 23 de junio de 2012. Lo dicho, entre Francia y España, por este orden. Ahora se ha invertido éste y el 2-0 del pasado sábado favoreció a los nuestros. Un motivo más para estar orgullosos de la selección. Pero seguirá habiendo quejas, que por algo somos españoles.

P.D.: Felicidades a Xabi Alonso por sus cien partidos con España. Los celebró de la mejor manera posible.

sábado, 23 de junio de 2012

La afición de España, un país sin término medio

España es un país sin término medio. Hay numerosas pruebas de esta aseveración, desde rivalidades por cualquier nimiedad hasta guerras civiles. El fútbol, aunque no llegue al belicismo, es una muestra más de las dos Españas

No estoy comenzando un artículo sobre el antagonismo entre Barcelona y Real Madrid, llevado hasta el absurdo por amplios sectores de sus respectivas masas sociales. Pero sí hay relación con ello: se está jugando la Eurocopa, y ahora toca hablar de los aficionados españoles, gran parte de ellos muy influenciados por sus preferencias a nivel de club.

No hay más que echar un vistazo a los comentarios en los foros sobre noticias deportivas. Unos del Madrid dicen que la selección le debe todo a Casillas (comentario 21) y otros hinchas del mismo equipo se quejan de que haya tantos catalanes en el once titular -atentos a los comentarios 2 y 5, lo que hay que oír-. En el sector del Barça hay otros que no les van a la zaga en discusiones inútiles y afirman que en la 'Roja' sólo cumplen los jugadores azulgranas (12). Y en el bando raulista -una escisión del madridista más o menos avenida con éste-, llegan al colmo de la estulticia contándonos que sin Raúl no hay nada que hacer o que, aunque se gane, no les motiva la selección española porque no juega el 'ex 7' (812). Algunos de esta facción hasta pronuncian conferencias sobre raulismo.


Cuando juega el equipo nacional, un nutrido número de aficionados empieza a sacar cuentas sobre la cantidad de jugadores procedentes de su club presentes en el once o, en su defecto, cuántos del equipo rival son titulares. Así será más fácil decidir quiénes han jugado bien si el partido se ha ganado o cuáles serán los responsables en caso de derrota. Depurar responsabilidades es básico para muchos.

Lo de la división futbolística de España no es sólo cosa de la enemistad entre Madrid y Barça, sino también de otras controversias. Por ejemplo, la que afecta a Vicente del Bosque. Sectores del madridismo, entre los que se encuentran seguidores de Florentino Pérez, enamorados de José Mourinho, raulistas y otros, se unen a grupos de barcelonistas y aficionados de cualquier otro equipo de la Liga o admiradores de algún delantero en particular para poner a caldo al seleccionador. Y en el lado de los defensores de Del Bosque también se juntan madridistas, barcelonistas, y todos los -istas que hagan falta. 

Y otra diferencia comparable al día y la noche entre los seguidores de España es la del optimismo excesivo de algunos frente al pesimismo desmedido de otros. En unas horas, España jugará contra Francia, rival al que jamás ha derrotado en duelo oficial. Pues aquí, unos piensan que el partido está ganado antes de empezar -a lo mejor desconocen los anteriores enfrentamientos entre ambas selecciones- y otros, que no hay nada que jugar porque ya se ha perdido -de éstos se puede decir que no valoran lo que tenemos-. 

El todo o nada se advierte hasta en las gradas. Es cierto que ahora cada vez más aficionados españoles viajan allá donde la selección juegue -ya no lo hace sólo Manolo el del Bombo-, y que la proliferación de camisetas rojas es notable en los estadios. Pero en las imágenes televisivas no se nota que esa hinchada esté siempre apoyando al equipo. Si hay gol, todo es jolgorio y alegría, pero si vienen mal dadas, entra el tembleque y se deja de animar. Probablemente muchos ya estén buscando los culpables que aludíamos unos párrafos más arriba. Grave error: todos los que han viajado a Ucrania y Polonia deben tener presente que los jugadores necesitan de su aliento siempre, y en especial cuando la cosa no funciona. 

Hoy todos debemos estar con la selección española. Sin fisuras.









jueves, 21 de junio de 2012

En defensa de Vicente del Bosque

Reconozco que no me gustó el fútbol de España en su duelo contra Croacia y que pasé la última media hora del partido presa del pánico a un posible gol en contra que eliminase a la selección. Por fortuna, el mal día no lo fue tanto y los nuestros lograron clasificarse para los cuartos de final de la Eurocopa 2012.

Admito también no comprender algunas decisiones de Vicente del Bosque, en especial la titularidad de Álvaro Arbeloa en el lateral derecho. Pero otras, como iniciar sin delanteros el choque contra Italia, no me parecieron en modo alguno disparatadas, y el buen juego de la 'Roja' frente a la 'Azzurra' en el segundo tiempo acabó dando la razón, le pese a quien le pese, al seleccionador español. 

En nuestro país hay mucha gente que se la tiene jurada a Del Bosque. Dicen de él que gana porque tiene suerte, que es un rencoroso (palabra repetida machaconamente por usuarios de foros), se chotean de su título nobiliario y se inventan lo que haga falta para desprestigiarle.

A todas esas lumbreras se les puede contestar que ganar todo lo que el técnico salmantino ha ganado -dos Copas de Europa y dos Ligas con el Real Madrid y un Mundial con la selección, el primero en nuestra historia- encomendándose sólo a la fortuna sería todo un fenómeno paranormal. Pero no lo fue. Ocurrió de verdad, con brillantes jugadores y excelente juego. Gran parte del mérito en esos títulos corresponde a Del Bosque, aunque ello duela en el alma a algunos directivos madridistas y a muchos comentaristas (y lectores) de la prensa amarilla

Sigo a la selección española con total asiduidad desde Italia 90, y nunca hasta ahora vi al equipo nacional conseguir las cosas que hoy sí logra. Y no me refiero a ganar de forma consecutiva Eurocopa y Mundial, que también, sino a lo que se ha visto durante la primera fase del torneo en curso. 

Por partes: ¿alguien recuerda a España neutralizando un gol adverso frente a un rival de peso como Italia y, tras el empate, merecer la victoria? En estas dos décadas no he visto nada igual. El partido con el que la selección inició su andadura en Polonia se había puesto más cuesta arriba que el Stelvio y el Mortirolo juntos tras el gol de Di Natale. Sin embargo, España reaccionó rápidamente y mediante una magnífica combinación entre Iniesta, Silva y Cesc logró equilibrar el marcador. 

No está de más recordar que en los partidos de eliminatoria directa de la Eurocopa 2008 y el Mundial 2010, la 'Roja' no remontó ningún gol en contra. Es cierto que no los recibió pero ¿sabemos qué habría pasado de haberlos encajado? Ahora, al menos, el equipo ha demostrado que puede reaccionar ante la adversidad. 

Otra buena nueva que ha traído la 'era Del Bosque': antes de 2008 lo habitual era escuchar aquello de 'jugamos como nunca y perdimos como siempre' -aplicable por ejemplo a lo ocurrido en el Mundial 94 y la Euro 96-, o directamente jugar regular/mal/de pena y acabar igualmente eliminados -mundiales de 1990, 1998 y 2006 y europeos de 2000 y 2004-. Ahora, un flojo partido ante Croacia se ha saldado con victoria y clasificación para la siguiente fase. En otros tiempos, la selección española habría interpretado el papel que el pasado lunes representó la croata. Hoy, afortunadamente, parece que los nuestros han asumido la categoría de grandes. Hasta los árbitros nos consideran como tales. 

(Las imágenes pueden verse aquí)






Por detalles como estos, acompañados de su buena gestión del vestuario, creo que Del Bosque merece un voto de confianza y que se le permita trabajar en paz. Pero, aunque él piense que no, sí tiene enemigos, que no pararán hasta hundirle. No olvidemos que estamos en España, un país que, como dijera Ortega y Gasset, está enfermo de aristofobia. Y no me refiero a su marquesado.


martes, 19 de junio de 2012

'As' utiliza a Ramos para volver con lo de Pepe y Alves

'As' ha reanudado la campaña de la Real Manipulación para que se conceda una amnistía al 'santo' Pepe por su entrada con los tacos por delante contra la tibia de Dani Alves. Para ello, el diario utiliza como arma a Sergio Ramos.

Nos cuenta este periódico que el árbitro del Croacia-España de ayer y del Madrid-Barça de entonces, el alemán Wolfgang Stark, tiene una doble vara de medir ante ese tipo de acciones. A Pepe no dudó en mostrarle la roja, mientras que a Ramos ni siquiera le pitó falta por una jugada "similar". 

Por supuesto, el vídeo de Pepe y Alves que acompaña la noticia en 'As' es una toma lejana en la que no se puede advertir nada. Y para completar la ilusión, no repite la jugada, cosa que sí hace en el vídeo de la entrada de Ramos al croata Mandzukic.

La tendencia de 'As' a manipular imágenes es casi una costumbre. Puestos a echar leña al fuego que el diario deportivo del Grupo Prisa ha vuelto a avivar, desde aquí aportamos este vídeo: 




Sobre estas entradas tan 'similares', habría que preguntarle a Relaño, Roncero y demás cabezas visibles de 'As' si prefieren que Pepe dirija su bota en plancha hacia sus tibias o si no sería mejor ver cómo el pie de Ramos choca con sus pies. No me gustaría verme en ésas pero, si tengo que elegir, me quedo con lo segundo: sé lo que duele un golpe en la tibia. 

P.D.: Se me notarán los colores, pero creo que lo de Ramos ayer no fue penalti. No veo tan claro que la acción ocurriese dentro del área.

jueves, 14 de junio de 2012

Cristiano, el adolescente obsesionado con Messi

Cristiano Ronaldo tiene menos personalidad que un adolescente con acné. Por eso dice las cosas que dice y hace las cosas que hace. Primero fue lo del rico-guapo-gran jugador. Después, lo de las peinetas, y más tarde llamó "anormales" a los que gritan a su paso el nombre de Leo Messi

Debe de estar muy obsesionado CR7 con el astro argentino, tanto que lo saben todas las aficiones de los equipos a los que se enfrenta. Los últimos, los daneses. Por eso el Balón de Oro 2012 -Mourinho dixit- intentó tapar su nula aportación a la victoria portuguesa sobre Dinamarca recordando que Messi y Argentina a estas alturas ya estaban eliminados de la Copa América 2011.

Está claro que Cristiano es rico; lo de guapo, habrá que preguntárselo a quienes les gusten los hombres; y en cuanto a lo de gran jugador, ayer demostró una vez más que no lo es. Primero, sobre el terreno de juego. Luego, recurriendo a los fracasos de Messi para justificar el suyo propio.

En tiempos no muy lejanos eran Figo y Deco los que tiraban de la selección de Portugal cuando el galáctico de Madeira mostraba su incapacidad. Ahora, la autoestima del jugador más caro de la historia ha caído tan bajo que deben ser Pepe, Hélder Postiga y Varela quienes le saquen las castañas del fuego. Sobre todo el último, que al hacer el 3-2 definitivo enmendó un grave error del capitán luso: justo antes de que Bendtner lograra el empate a dos, Cristiano había desperdiciado una ocasión manifiesta de gol al quedarse solo ante el portero danés. 

Los grandes jugadores no fallan oportunidades tan claras como ésa. Pero, sobre todo, un gran futbolista jamás permitiría que los gritos del público influyeran negativamente en su juego y su ánimo

domingo, 10 de junio de 2012

Ni el fútbol es patrimonio de España ni el antifútbol de Italia

Si se llevara a cabo una encuesta entre los aficionados españoles acerca del fútbol italiano, el resultado arrojaría una goleada de desprecios e improperios contra la 'Azzurra'. La opinión mayoritaria de los futboleros celtibéricos tiende a argumentar que los transalpinos sólo saben defender, siempre ganan de potra, son tramposos y marrulleros y apenas tienen buenos jugadores. 

Esto último dice mucho de lo poco que saben sobre el equipo italiano quienes lo afirman. Por la 'nazionale' han pasado grandes futbolistas como Rivera, Mazzola, Rossi, Baresi, Baggio, Maldini, Del Piero, Totti, Pirlo... No, Italia no puede resumirse citando sólo a Tassoti y Materazzi.


'El País' publicó el 8 de junio una interesante entrevista de Diego Torres a Demetrio Albertini, otro de los jugadores que desmontan el tópico del antifútbol italiano. Centrocampista de gran calidad, fue el cerebro del Milan de los años 90, y personificó a la perfección lo que es el juego de Italia: una mezcla del famoso 'catenaccio' con el talento de varios jugadores decisivos.

Albertini, hoy directivo de la federación italiana, dejó en esa charla varias frases a considerar. Como esta: "¿De verdad creen que hemos ganado cuatro Mundiales sólo porque tuvimos suerte?". En España es una creencia muy arraigada, aunque también podríamos plantearnos si hemos visto alguna vez un campeón desafortunado. La 'Roja' ganó Euro 2008 y Mundial 2010 jugando de cine, pero también tuvo suerte, ¿no? Podríamos recordar varias intervenciones milagrosas de Casillas, desde aquel tiro de Camoranesi que despejó con el pie en el España-Italia de la Eurocopa hasta la que le sacó a Robben en la final del Mundial.




Otra idea a destacar: "En España suelen pensar que el fútbol es suyo". Es cierto, mucha gente lo cree. Esos aficionados deberían saber que Italia jugó la prórroga de la semifinal contra Alemania en el Mundial 2006 con cuatro delanteros -Totti, Del Piero, Iaquinta y Gilardino- y un medio ofensivo -Pirlo-. También podrían ver el Italia-Brasil de España 82 o el Italia-Alemania de México 70. Para su información, varios de los mejores partidos en la historia de los mundiales estuvieron protagonizados por los italianos.




La última advertencia de Albertini: "Los jugadores españoles saben que van a jugar mejor que nosotros, pero no saben si van a poder ganarnos". Apreciación muy acertada. Si echamos un vistazo a los enfrentamientos oficiales en las últimas décadas, España sólo ha podido ganar a Italia en los penaltis (2008). En la Euro 80 se registró un empate sin goles, y en la de 1988 ganaron los italianos 1-0. Y en el Mundial 94, pasó lo que pasó:




Sí, aquel partido fue un escándalo. La selección española jugó mucho mejor y fue perjudicada por un arbitraje vergonzoso. Pero también debemos recordar que los italianos aprovecharon las ocasiones que tuvieron. Los nuestros, no. Nos faltó ese punto de competitividad que ellos sí tienen. Esa cualidad que desde 1970 les ha permitido jugar una final de Mundial cada 12 años (1970, 1982, 1994, 2006). 

A España no le bastará con jugar bien para triunfar en la Eurocopa 2012. Nuestros jugadores necesitarán además tener una mentalidad competitiva. Olvidar sus bajas, levantarse cuando las cosas van mal y luchar hasta el final. Facetas que forman parte desde siempre del ADN 'azzurro'.